Malos hábitos en nuestro coche provocan averías importantes

malos hábitos en nuestro coche

Malos hábitos en nuestro coches

Los malos hábitos en nuestro coche, especialmente en el motor, pueden causar averías muy caras. Debido a los tiempos que corren actualmente, algunos usuarios realizan malas practicas para su motor para así ahorrar, aunque sin embargo, provocan sin saberlo grandes averías que afectan seriamente al motor del coche.

 

Un informe realizado por Tallerator.es, el cual es un comparador de presupuestos mecánicos entre talleres, recuerda a nivel informativo algunos malos hábitos en nuestro coche, especialmente en el motor realizado por sus usuarios. Uno de los que mas se realiza, es alargar el mantenimiento del vehículo o utilizar repuestos de peor calidad. Algunos de los mantenimientos que se deben realizar son:

  • Cambiar el aceite del motor en los kilómetros exactos, utilizando el aceite adecuado para cada motor. De esta manera aseguramos una marcha correcta del vehículo.
  • Realizar revisiones periódicas en el taller que estén previstas por el manual de servicio del coche. De esta manera, sustituimos materiales que hay que cambiar con el paso de los kilómetros o el tiempo indicado.
  • Hay que revisar periódicamente el nivel de aceite del coche, para asi prevenir daños importantes al motor debido a la mala lubricación. No es conveniente tener el nivel de aceite al mínimo por que puede llegar a sobrecalentarse o gripar el motor del coche.
  • El combustible debe de ser el apropiado para el coche. De no ser así, provocamos una mala combustión y provocamos daños en la bomba inyectora, inyectores o filtro de combustible. Hay que evitar tener el depósito en reserva.
  • No acelerar mucho de revoluciones cuando está el motor frío ni al instante de arrancar el motor. De estas manera, nos ahorramos averías mecánicas de turbo o sobrealimentadores. Al terminar de circular, no apagar el motor directamente. Es recomendable esperar un tiempo para que refrigere el turbo.
  • Es muy importante que el vehículo tenga una buena refrigeración. De caso contrario, el motor se sobrecalienta hasta gripar. Es mal hábito rellenar con agua del grifo en vez de anticongelante.
  • Por último, es importante hacer revisiones periódicas visuales, para poder así comprobar los diferentes niveles tanto de aceite como de refrigerante.

Por: Francisco Hernáez Calle | Google+

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/17/d399431679/htdocs/rentacarsevilla/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Comments are closed.